Es la expresión cultural del pueblo. El pueblo aprovecha para vestirse de aquello que no puede ser o le gustaría ser en el día a día. Son días para olvidar los problemas cotidianos, siendo el recordatorio de lo que ha ocurrido en el pueblo a través de las divertidas e ingeniosas coplillas de las murgas. Es tiempo de cante, baile, imaginación y creatividad. Se celebra el concurso de murgas, comparsas y pasacalles.

En Calamonte son tradicionales los monigotes, que son figuras de personas y animales hechas artesanalmente y que representan escenas. Se exponen en las calles.

También hay otra tradición típica que el Jurramacho del Carnaval, que es un premio que se da a la persona peor disfrazada.

Ferias y Fiestas de San José: se celebra en la segunda quincena de marzo. Es la fiesta grande de Calamonte. Hay una gran animación, tanto por la acogida entre los lugareños como entre las personas de localidades cercanas, puestos que son las primeras Ferias del año. Muchos emigrantes se trasladan esos días a casa de sus familiares para vivirlas.

El programa de festejos es muy amplio, incluyendo actividades deportivas, culturales, fuegos artificiales, vaquillas, degustación de comidas y dulces extremeños, juegos, procesión de San José y celebración de una misa en su honor.

Tradicionalemten se celebraba el lunes de Pascua. Como ese día no es festivo, se ha pasado a celebrar el Domingo de resurrección.
Se celebra el Domingo siguiente al Domingo de Resurrección.
15 de mayo: se celebra una procesión que sale del pueblo y se recoge en la Ermita de San Isidro. Allí se celebra una Misa, en la que canta el Coro de floklórico de San Isidro y después la Romería. Es habitual que el uso del traje típico local.
Se celebran a mediados de agosto, aprovechando la mayor afluencia de los calamonteños que por diversos motivos se han ido a vivir fuera de la localidad. Se celebra baile, actividades deportivas, culturales, juegos para niños, juegos lúdicos así como degustaciones.
Se celebra el primer sábado del mes de noviembre, después del día de Todos los Difuntos. Los grupos de amigos se reúnen en los corralones, que previamente han decorado, y celebran fiestas que duran toda la noche. Recientemente el Ayuntamiento ha recuperado esta celebración para el Colectivo de Mayores.

Se celebra el Domingo siguiente al día de los Difuntos. Se hacen juegos, bailes y se degustan comidas y dulces típicos de la localidad.